La  Jornada Alajú de control de aptitudes de Navalcuerno (Ciudad Real) ofrece muy buenos resultados en la caza mayor de nuestras perras de campo.


Como cada año, hemos desarrollado una jornada de montería para el control de los productos del año precedente, esta vez en la finca Navalcuerno, en la provincia de Ciudad Real en sábado 13 de febrero 2010. Presencia de los señores Carlos Contera y Luis Cesteros.  Organizado por la rehala Vanjul, de Luciano y Julián Chamorro. Los perreros, Julián y Victor Pablo. Hay algunas aptitudes naturales y actitudes que deben quedar claras en la selección de reproductores, especialmente su movilidad, resistencia, distancia de caza, precocidad, afición por la caza y el campo, iniciativa y capacidad de agarre. La última puede demostrarse en ámbitos cerrados. Las primeras es necesario comprobarlas en campo y a ello venimos dedicando un par de jornadas en los finales de la temporada, con ánimo critico y evaluativo. El objetivo de observación esta temporada fueron nuestros perros Alajú Heno, Alajú Oriente (Trufa) y Alajú Ocaña (India). Con escasez de jabalí, todos los perros a examinar fueron aceptados según nuestro dictamen de criadores. La prueba es importante para decidir los futuros emparejamientos y para evaluar pruebas por contemporáneas, respecto a los ejemplares eventualmente preservados en perrera.

La jornada transcurrió sin incidentes, pese a la amenaza de la nieve. Los perros se recogieron en manos de una hora, siendo la penúltima en llegar la alana India, lo que habla bien de su afición por el monte. Para el año que viene, preparamos la iniciación de cinco nuevos machos, pertenecientes también a nuestra F1 en esta nueva etapa de cría Alajú, hijos de Chata y Brujita con Napoleón. Estuvieron presenciando y viviendo la batida y sus prolegómenos dos insignes aficionadas de Francia interesadas en nuestra raza: las señoras Pilar Bobadilla (The Sourannya) y Mme. Marie Conat-Martin (Bois de la Dieue). La anécdota de la jornada fue el piropo de uno de los monteros al pasar con los perros por la línea de fuego que exclamó al perrero: ¡Vaya dos alanas bonitas!  Y es que la raza es definitivamente aposentada en el acervo cultural de nuestra Montería y que la funcionalidad está asociada al equilibrio y la afición por cazar.

 

Control de aptitudes. Montería en Navalcuerno, Ciudad Real. Fotos de la jornada.