La camada de  la ‘Bruja’ inaugura nuestra temporada de cría de y afianza el concepto de ‘perro de caza mayor’ en futuro del Alano español

 

El parto de la perra ‘Bruja’ es nuestra primera camada del año. Nacieron el 8 de junio 2009 por cesárea, la mayor parte de las crías son machos. Muchos de ellos han destinados por reservas previas de sus futuros propietarios , un par de ellos se reservarán en Alajú para la caza mayor en Almadén y Guadalajara. Este es el modelo que venimos siguiendo desde hace años y funciona bien: reproductores y pruebas funcionales por contemporáneos en sus hermanos.

La nueva camada tiene especial importancia porque es la forma de asegurar la continuidad de la más vieja y selecta sangre Alajú para la caza. A partir de la ‘Bruja’ hembra funcional, recuperada de la rehala Vanjul y completamente libre de displasia, prognatismo y otros defectos congénitos. Es, además, la segunda camada de esta hembra, pues de la primera conservamos dos excelentes hembras en caza y reproducción. Además , esperamos más partos impregnados de la primigenia sangre Alajú.

Esta camada confirma nuestra tendencia de cría y enriquecerá el panorama de referencias en machos funcionales. Es evidente en el ambiente de la raza que nuestras tesis triunfan. La sangre pura debe terminar por imponerse para descartar cruces de razas exóticas menos rústicas, más lentas y menos funcionales en la caza mayor. Se impone progresivamente el perro no prognático y los cazadores, rehaleros y criadores saben que interesa procurar este tipo tradicional, por mucho que las exposiciones atiendan las llamadas de criadores con corbata sobre el perro chato y la mentira de la mordida suavemente prognática.