GUÍA RÁPIDA AL COMPRAR UN CACHORRO DE ALANO ESPAÑOL


Características que debe cumplir un cachorro de perro Alano y que usted debe exigir al criador.

Con la llegada a la raza de los nuevos criadores al Alano, se ha dado un fenómeno hasta hace  pocos años inédito: la raza es multiplicada por criadores profesionales, la mayoría de ellos no son cazadores ni monteros, lo que ha restado autenticidad a los alanos y ha abierto la puerta a perros cruzados de Bóxer y a tipos completamente  no tradicionales.
Nunca los perros tradicionales, protagonistas de los míticos lances monteros, fueron prognáticos, ni chatos, de de carácter dulce ni bonachón, sino de temperamento y envergadura, de expresión fiera y ojos pequeños alargados y expresivos. La falta de liderazgo que ha padecido la selección de la raza en los años noventa ha facilitado la introducción de ejemplares de carácter inapropiado y tendencias de cría erróneas  de las que el comprador puede salir perjudicado. No se deje llevar en su compra por laureles y títulos, que a menudo reflejan más la influencia en la cinofilia organizada que la fiabilidad de sangres. Aquí le aportamos una guía rápida visual de cómo debe ser el cachorro de Alano verdadero y le recomendamos cual debe ser una forma correcta de proceder:


Lo que un cachorro de alano debe reunir:

  1. Padre de boca correcta, colmillos ajustados-entrelazados, y alzada de 58 cm. o más.
  2. Boca de correcto encaje en pinza o mejor tijera, en la previsión de que al cambio de boca la desviación mandibular actual se hará más grande.
  3. Cabeza bien proporcionada, ni excesivamente chata,  ni excesivamente alargada.
  4. Ojos oblicuos, alargados y no muy grandes.
  5. Mirada recelosa, expresión nada bonachona, llena de temperamento, entremedias del juego y de la agresividad.
  6. Hocico seco, de poco belfo, escurrida de labios y de respiración fácil.
  7. Orejas pequeñas y móviles.
  8. Pecho profundo y costillar más bien plano que cilíndrico;  los perros cilíndricos son menos ligeros pronto evidencian que no son buenos galopadores.
  9. Andar  poderoso y dominante, reacciones rápidas, de rabo en alto  más apreciadas en los cachorros.
  10. El alano es un perro de alcance y de agarre, ni rechoncho, ni cilindrico; los cachorros de una camada deben denotar movilidad y velocidad,  capacidad de persecución y de juego violento entre sí.
  11. Extremidades alargadas y derechas; especialmente largo y fuerte debe ser el tren posterior, de corvejón elevado y angulado.
  12. Piel basta e insensible al dolor.
  13. Pelaje corto y áspero, especialmente en dorso y patas.
  14. Marcha de natural al galope, con  tranco largo y fuerte impulso de la grupa.

‘Alajú Lagarta’  (A. Aliseda X A. Godo) ©

 

Lo que un cachorro de alano no debe presentar:

  1. Desajuste dentario, especialmente intolerable en los machos, que luego cambian la boca, aumenta su cabeza  y exageran sus defectos. Los perros funcionales de boca prognática pierden sus dientes pronto y ven reducida así su vida útil.
  2. Ojos redondos y grandes, propios de los perros de presa y los cruzados de Bóxer; el Alano es un perro de alcance y su mirada debe ser el reflejo de su temperamento fiel,  fuerte y receloso con cualquier extraño.
  3. Miradas frontales, con ojos grandes y redondos en el mismo plano, porque nunca en la tradición de la raza fue así y hoy ese tipo de perros destila cruce y adulteración.
  4. Rechace perros zalameros y bonachones,  melosos, pues son impropios del carácter independiente y rústico de la raza secular de Alanos que hemos recuperado.
  5. Pieles finas  y pelajes sedosos.
  6. Tamaños escasos en perros chaparritos y cilíndricos; de anchos pechos y perfiles cóncavos.
  7. Extremidades cortas: húmeros y fémures cortos y muy fuertes, sin esbeltez ni velocidad en el desplazamiento.

 

 

Busque expresiones como éstas en los cachorros
Ojos pequeños,  oblicuos; mirada brillante, segura de sí mismo,  atenta y desconfiada.


El criador debe acreditarle algunas cosas importantes y ser  convincente para con usted:

  1. Cría de la raza con objetivos de mejora funcional. Su participación en alguna de las pruebas de trabajo o similar programa de selección basado en criterios de utilidad.
  2. Prioridades que se establecen en la selección de sus perros, estilo y forma de cazar sus líneas de sangre, para comprobar que coincide con las preferencias de usted.
  3. Prevengase frente a reproductores de baja talla o frecuente prognatismo que son las principales lacras de la población actual entre criadores. Exija tallas superiores a 60 cm. en el semantal padre del cachorro que va a comprar.
  4. No se deje llevar por títulos directivos, ni por cargos  altisonantes,  que se adjudican en la moqueta... Preste verdadera atención a la autenticidad por sí mismo del cachorro que le ofrecen.
  5. La práctica de la montería acredita equilibrio de carácter y rusticidad en los ejemplares de la raza. Muestre su interés también por los precedentes cinegéticos de los predecesores y de los reproductores que alumbrarán a su perro.

Averigüe las tendencias de selección.
Quienes hemos recuperado la raza y criamos Alanos estamos enamorados de la raza y defendemos un mensaje de purismo dedicado al aficionado cinófilo y especialmente al montero. También debemos ser exigentes con el nivel promedio de perros de nuestra raza que ofrecemos y velar por quien se interesa por nuestros perros, para que sea capaz de enamorarse de la raza ya con su primer Alano. Criar es una cosa; seleccionar es otra.

Evite el prognatismo
Actualmente, la raza de Alanos está  amenazada por un importante colectivo de perros de presa, belfos y chatos en su mayoría, afectados de las desviaciones de carácter de los perros chatos de perfil ultracóncavo que son  prognáticos en su mayoría y por lo tanto no deberían ser considerados Alanos genuinos por  ningún aficionado.
Si el criador al que acude sabe perfectamente que las desviaciones mandibulares de un cachorro de ocho o diez semanas se  ampliarán al cambio de boca, con los cuatro meses. Si el vendedor  intenta disimular la desviación de boca  de sus cachorros con el cuento de que es un ‘progantismo autorizado’ o una tijera ’invertida’ (como le llaman, eufemísticamente).
Averigüe cuáles son los objetivos de selección en el criador. ¿Es un criador especializado o cría cualquier raza más o menos afín ? ¿ Qué ha aportado su prospecto criador a la raza ? A veces, profesionales de la cría canina también se han ocupado de producir Alanos; estudie bien esos cachorros. Generalmente, las mujeres crían mejor las camadas, aunque suelen carecer de la información necesaria para abordar el plan de selección , pues muy pocas son participes de la rehala o del campo bravo, por tanto llegan a conocer menos las aptitudes de cada reproductor en la caza y por su bravura. Rehuya en general la selección hecha por personas que no pueden comprobar en la caza o el  agarre las facultades de sus líneas de sangre, que no tengan la mentalidad.

Algunas recomendaciones posteriores a la adquisición del cachorro:

  • Conozca su alimentación hasta el momento para poder continuarla o adaptarla progresivamente a otro plan de alimentación.
  • Vigile la asimilación del calcio y establezca una dieta del cachorro sin restricciones. Tres comidas a voluntad al día, en la primera fase.
  • Atención: respete usted también las garantías; si surge algún imprevisto o accidente en la salud del cachorro durante el periodo de quince días, hágalo saber rápidamente por teléfono al criador antes que a nadie, pues es el criador quien responde de la garantía, siga luego las instrucciones de nuestros veterinarios. Una vez rebasado el periodo de garantía sanitaria debe ser, entonces, su veterinario quien se haga cargo de la evolución del cachorro.
  • Alojamiento exento de humedad y corrientes de aire.
  • No le administre leche. Permita que acceda a tomar el sol.
  • Preste atención al crecimiento del cachorro. No permita que el perrito pase hambre, pues limitaría su crecimiento; ni que engorde demasiado, porque su peso corporal aplastaría sus extremidades perjudicando seriamente los aplomos.
  • Proponga –más adelante-  a su veterinario una vacunación de recuerdo de las enfermedades de más riesgo en su zona.
Alajú Zootecnia S.L. - T