Error
  • XML Parsing Error at 1:271. Error 9: Invalid character
  • XML Parsing Error at 1:147. Error 9: Invalid character
  • XML Parsing Error at 1:145. Error 9: Invalid character

Cabeza, boca, presa, aliento, conformación, velocidad, pelaje.


Todos los autores posteriores en libros de caza han respetado y seguido las descripciones del rey Alfonso XI, aunque es más interesante que ninguno el testimonio de un ‘quasi' contemporáneo, pues la forma de cazar y los medios de la montería cambiaron poco en apenas cien años, al contrario de lo que sucedería con la difusión de la pólvora y los cambios dinásticos en España. El hidalgo Iranzo no se resiste a perfilar datos y opiniones sobre el uso del alano en la caza mayor y las condiciones de su naturaleza, con lo que soporta mejor una visión veraz de lo que debe ser la raza. Sus palabras son respetuosas y originales:

Y por cuanto en el Libro de la Montería que he nombrado en mi proemio, están las proporciones de los alanos y sabuesos, qué tales deben ser para ser buenos y hermosos, no será necesario ponerlo aquí, pero con todo diré mi parecer, que creo que no se desviará del suyo.

“Ya he dicho que debe ser mediano de largura, altura y anchura, la cabeza un poco larga, que no muy corta y partida, y el hocico casi igual, que no sea ahusado, los labios caidos, de manera que tengan buena anchura, la boca hendida y negra dentro, porque tenga la encarnadura de ella más fuerte, las presas gruesas y cortas; los ojos pequeños como cuadradillos, un poco tristes y poco blanco en ellos, y lo que tenga, vetado de vetas sangrientas y el mirar airado, pero derecho, que no atraviese la vista sin volver la cabeza, que lo contrario es señal de traidor y homicida.

Para completar la diagnosis racial, entresacaré párrafos del texto de Almazán para ponerlos en el contexto morfológico que más nos interesa en este trabajo, pues ya tenemos suficiente con la descripción corrida que recogimos del libro real. Intentaremos esclarecer conformación, encontrar más definiciones aún de la cabeza y boca que exigen nuestros expertos medievales, sin olvidar el tercio posterior tan definitivo en la conformación del perro de alcance:

  • “.. .los livianos son de mayor agarre, porque la presa del alano, algunos que saben poco de este arte piensan que consiste en apretar las quijadas, y no es así, sino en el aliento, y lo pruebo por dos razones: la primera que todos los alanos boquihendidos son más prisueños, que por la grandeza de la boca pueden tener y resollar por ella, y los que la tienen pequeña por el contrario, se la ocupa la misma presa; la segunda, que si un alano de firme presa, le tapan las narices teniendo, soltará, y y cuando toman dentro del agua, entrándole en las narices, también dejan, y por tanto los que las tienen muy abiertas, son firmes de tenid a.”
  • Y por tanto, volviendo a mi razón, visto esto, el que sea ligero alcanzarápresto, antes que haya corrido mucho, y llegará con mejor aliento que si alcanzara lejos y tendrá mejor que, el que por su pesadumbre llega ya ahogado. Y aunque el alano sea liviano no por eso perderá las hechuras hemosas, dígolo porque algunos no los tienen por hermosos si no son muy fieros de cabeza y de todos los otros miembros, estos tales verdad es que son más para tomar vacas que para el monte, porque la mayor parte son pesados; pero hay otros de tal proporción que son hermosos y provechosos para este oficio (la montería)”.
  • Que (el alano) sea más alto detrás que de delante, porque son más corredores y toman más fácilmente, especialmente a los puercos, y después de tomados están las armaduras cerradas con el suelo de modo que no les pueden sofaldar los golpes del puerco ”.
  • “De los alanos, a mi parecer, pueden ser tenidos por mejores para montear los medianos de altura y largura y de carnes, porque son más ligeros que es cosa muy conveniente, porque comúnmente, dejando el provecho que se sigue de alcanzar el alano al venado, hay otro, que los livianos son de mayor agarre.”
  • “El pelo un poco sedeñuelo,que es el medio entre sedeño del todo, que son calurosos, y pelrasos que son sensibles...”
  • “El color, algunos monteros son aficionados a unos más que otros; yo de ningún color he visto más número de buenos que de blancos y bayos y ambos son hermosos y se aprecia bien cualquier color de collar, y la sangre de los encarnes, que se acostumbra a echarles por el rostro, no se ve en ningún otro tanto.

Un zootecnista brillante como el Dr. Montero Agüera , de la Facultad de Córdoba, nos ilustró en plena tarea de recuperación del tipo, allá por el año 1982, con su trabajo publicado en el Simposium de Razas Caninas Españolas. Montero estudia a través de15 obras artísticas y 50 referencias caninas los diferentes tipos caninos que participan en las fiestas taurinas. Compara diferentes tipos representados y llega a algunas conclusiones dignas de ser rescatadas: Distingue entre alano y perro de presa español, hasta diferenciar índices y dibujar las siluetas de ambas razas. Los alanos son más frecuentes en las representaciones pictóricas estudiadas: aparecen en doble numero porcentual que los perros de presa.

Razas de perros en las fiestas taurinas.

Diferencias morfológicas. Montero, 1982.

Caracteres

Alano

Boxer

Presa

Plástica

- + 0

- 0 -

- 0 -

 

 

Acerca de Alajú

Recuperación de la raza

Proceso de oficialización