"Alajú"® es una marca registrada


La palabra Alajú es también una marca registrada ® cuyo uso por terceras personas está completamente penado por la ley. La marca "Alajú" no es un afijo, ni una denominación de líneas genéticas, ni un programa público, sino una marca comercial de propiedad privada , quedando, por tanto, terminantemente prohibida su utilización con fines comerciales, su distribución, así como su modificación o alteración. Sólo son perros "Alajú" los criados por nosotros, tatuados en nuestro registro y dotados de la carta geneálogica que lo acretita. Alajú Zootecnia S.L. sólo permite la publicación de los nombres propios originales de ejemplares criados por nosotros a fin de ser identificados en medios públicos.

Para todos, cazadores y criadores, vale el comentario de que "Alajú"® es esencialmente una marca registrada en cría de animales domésticos y productos agropecuarios. Nunca hemos aceptado que una tarea perdurable fuese conocida solamente por un afijo en el registro privado de una sociedad canina, o cualquier nombre comercial difundido. Nuestra marca no es una línea genética, puesto que manejamos seis líneas de sangre desde la fundación de nuestro programa de cría. Nuestra marca es un distintivo registrado, aplicable solo a ejemplares criados por nosotros con nuestra clave de tatuaje, nuestro número de registro, garantías de cobertura y los documentos acreditativos que lo acompañan.

Si usted, necesita utilizar o escribir el nombre oficial de su perro públicamente, puede hacerlo: por ejemplo "Alajú Panda". Pues se trata de un animal en concreto y uno de nuestros productos, de su propiedad, de usted. Si usted quiere indicar que sus animales provienen de los nuestros y aunque pueda demostrar que es completamente cierto, utilice el nombre propio del criador, pero en ningún caso nuestra marca.

Alerta antes de...

En ocasiones se anuncian perros procedentes de nuestra perrera, pero se oculta el origen real de ambos reproductores, o solo participa de nuestro programa la madre o el padre, mientras el otro reproductor es digamos "anónimo". Otras veces los perros anunciados son remotos parientes de nuestros perros y no obedecen al patrón racial. Generalmente el vendedor ocasional tampoco garantiza como es debido el perro entregado, particularmente en lo que se refiere a nuestro periodo de garantía por dos años en la caza.

El uso por terceros de nuestra marca registrada está configurado como delito y nadie está autorizado para su utilización con fines comerciales. Ejerceremos el derecho de defensa de nuestra marca "Alajú"®, conocimiento comercial y fama también en aquellos que utilicen nuestra marca para representar, directa o indirectamente, productos comerciales o animales de cualquier especie (incluidos los perros) con nuestra marca.

Nuestro fin es preservar al comprador de perros de raza de confusiones y fraudes. Sólo los perros que ostentan nuestro tatuaje, documentación y marca son propios de nuestro programa de cría, que ha permitido la recuperación del Pachón Navarro y el Alano Español.