Macho de rehala procedente de nuestras sangres antiguas.

Excelentes productos con la utilización como semental del 'Billy'

En enero de 2012 hemos entregado los últimos productos de las camadas obtenidas con 'Billy', macho de rehala adquirido de forma conjunta en 2011 por Antonio Artero y Luis Cesteros, éste último estrecho colaborador de Alajú, con el fin de utilizarlo en el proceso de recuperación de la raza, pues las referencias que se poseían acerca de su funcionalidad eran inmejorables como además se demostraron en las pruebas a las que fue sometido tras su adquisición.
El Billy es un perro funcional, sano, con buena talla y con la cadera y la boca perfecta. Además posee ardor sexual y monta bien, virtudes infrecuentes en los perros destinados hoy a las exposiciones. Es vigoroso de carácter y transmite esta cualidad a su descendencia. Es verdad que, como todo animal recuperado del campo, plantea algunos problemas a la hora de planificar su reproducción pues es necesario seleccionar con mucho criterio las hembras con que se cruza pero afortunadamente la homogeneidad morfológica y funcional de nuestras reproductoras nos permiten minimizar los riesgos que podrían derivarse de ello y ahí están los resultados conseguidos, y lo más importante, hasta la fecha todos sus productos testados en la caza han dado excelentes resultados a pesar de haber cubierto con numerosas perras de diferentes orígenes y criadores no sólo Alajú.
¿Por qué recuperar un perro del campo podrán preguntarse algunos?, la respuesta es sencilla de contestar, porque en el campo la selección se hace sobre la funcionalidad y no sobre la morfología como en las exposiciones caninas, por eso desde Alajú valoramos de forma especial los perros “camperos” con instinto agarrador siempre que posean unas estructuras correctas y no presenten defectos genéticos graves como displasias de caderas o bocas prógnatas, defectos, dicho sea de paso, inaceptables en esta raza y cada vez más frecuentes en los animales destinados a las exposiciones. Que los perros de campo puedan en ocasiones presentar pequeños defectos morfológicos sólo valorados por los criadores de moqueta, para nosotros carece de importancia, siempre y cuando la funcionalidad y el equilibrio emocional del perro estén fuera de toda duda como sucede con el Billy. Aunque sus orígenes solo son parcialmente conocidos como suele suceder con este tipo de perros, lo cierto es que su morfología y aptitudes funcionales se corresponden con los de los perros de las primeras etapas de la recuperación y reintroducción en el campo, y recuerda mucho a algunos perros criados en los noventa en el norte de España a pesar de su procedencia onubense.
Las camadas ahora recién obtenidas -nacidas en octubre- proceden de cruces con Alajú Odalisca (Kin X Guerrita) y Alajú Pirata (Bruji X Napoleón). Hemos criado trece cachorros en esta serie nacida en invierno, de los que reservamos dos hembras para nuestra propia reposición de líneas. Es la segunda serie de cachorros con este macho, pues al llegar -en primavera- cubrimos a la propia Bruji (hija del Lunares de Vanjul) y a la magnífica estructura de Alajú Pepa (Vándalo X Alajú Odalisca) con similares resultados, cruces éstos de los que ya nos reservamos para Alajú cuatro hembras nuevas en verano.
Los productos son frecuentemente encerados en las hembras coloradas y mayormente barcinos en hijos de hembras con esa capa. Una serie completa de perros de ajuste dentario perfecto a las ocho semanas, sin excepciones. El perro ofrece grado nulo en las placas de displasia en ambas caderas. Es simplemente perfecto en esa faceta. El 'Billy' viene de cazar en rehala, tiene seis años, está sano, bien cuidado, se aparea bien, da buenas tallas, buen pelaje basto. Fuerte instinto de mordida, que los cachorros sanos manifiestan desde las cinco semanas, persecución y agarre sostenido en suspension. No ofrece desviaciones de capas. Algunos hijos de la Pirata se agarrotan al elevarlos de cachorros, como lo hacian los mejores hijos del Godo y eso nos trasporta a las primeras generaciones de perros atléticos, rápidos y con mucha boca. Algunas expresiones se acercan a lo que buscamos: es un rasgo a consolidar. Los cachorros muestran insensibilidad periferica, buenas contrucciones, angulaciones traseras fuertes, vivacidad y capacidad de galope y salto. Durante 2011, hemos entregado colleras de este macho en las provincias de Madrid, Barcelona, Málaga, Albacete, Sevilla, Toledo, Caceres, Guadalajara. Exclusivamente a rehaleros, algunos de mucho nombre. De momento, una apuesta de futuro sobre la base de perras que tras su desarrollo y pruebas, entrarán en la sangre base. En el año 2012 tenemos previstas tres camadas más de este macho, al menos cubriremos con dos de nuestras mejores hembras: Alajú Atena, Alajú Leyenda.